Skip to main content

Enlaces: propaganda trumpiana; desigualdad global; Votantes latinos

By December 16, 2021COVID-19

El juez Neil Gorsuch discrep√≥ de la decisi√≥n de la Corte Suprema de negar el alivio a los trabajadores de la salud en Nueva York que reclamaron una exenci√≥n religiosa del mandato estatal de vacunaci√≥n contra el coronavirus, una condici√≥n de su empleo. Vale la pena leer la disidencia. Soy un gran admirador de la Primera Enmienda y prefiero una comprensi√≥n amplia de la libertad religiosa, pero preocuparme repetidamente por el “da√Īo irreparable” que el mandato hace a los trabajadores que lo rechazan, ¬Ņqu√© pasa con el da√Īo irreparable a las personas que podr√≠an morir? ¬ŅSi a estos trabajadores no vacunados se les permitiera continuar trabajando en hospitales y hogares de ancianos? Gorsuch es una de esas personas que pueden ser a la vez brillantes y obtusas, pero esto es una locura.

En Persuasion, Jonathan Rausch examina c√≥mo Donald Trump ha convencido a millones de estadounidenses de que no fue √©l, sino la campa√Īa de Clinton y el FBI los que realmente se confabularon con Rusia para afectar el resultado de las elecciones de 2016. En el camino, Rausch nos recuerda cu√°nta evidencia de la colusi√≥n de Trump hab√≠a. Rausch demuestra cu√°n susceptible es el pueblo estadounidense a la propaganda trumpiana.

En Business Insider, un nuevo informe sobre la desigualdad mundial, emprendido por Thomas Piketty y otros economistas notables, muestra que el problema es incluso peor de lo que se pensaba anteriormente: La mitad inferior: ¬°LA MITAD! – Poseen solo el 2% de la riqueza mundial, mientras que el 10% superior posee el 76%. “Las decisiones pol√≠ticas del mundo han llevado a que la riqueza suba en lugar de bajar”, afirma el art√≠culo. Ser√° interesante ver si los cambios en la fuerza laboral tendr√°n un efecto en estas cifras en el futuro. De lo contrario, busque una carrera en las horquillas.

La hipocres√≠a en pol√≠tica es casi siempre un fen√≥meno de igualdad de oportunidades. En estos d√≠as, es un poco rico escuchar a acad√©micos legales liberales como Aziz Huq quejumbroso que la Corte Suprema pueda revocar Hueva v. Vadear ¬°a pesar de que ha sido un precedente durante casi 50 a√Īos! Plessy v. Ferguson, el caso de la Corte Suprema de 1896 que declar√≥ la segregaci√≥n racial – “separados pero iguales” – constitucional fue un precedente durante 58 a√Īos cuando el tribunal lo anul√≥ en marr√≥n v. Junta de Educaci√≥n en 1954. ¬ŅDeber√≠a el tribunal de Warren haber mantenido la segregaci√≥n legal en su lugar porque necesitaban dejar un precedente para ponerle fin?

En The Liberal Patriot, Ruy Teixeira mira en datos de encuestas recientes sobre votantes hispanos. Se√Īala que “a la mayor√≠a de los dem√≥cratas les gusta creer que, dado que una poblaci√≥n blanca relativamente conservadora est√° en fuerte declive mientras que una poblaci√≥n no blanca presuntamente liberal sigue creciendo, el curso del cambio social y demogr√°fico deber√≠a generar una coalici√≥n dem√≥crata en constante crecimiento”. Pero los datos muestran que los latinos son un bloque de votantes cada vez m√°s dif√≠cil para los dem√≥cratas, en cuyo caso esa creencia se desmorona. En Virginia, el dem√≥crata Terry McAuliffe tambi√©n tuvo un desempe√Īo inferior entre los votantes negros y asi√°ticos seg√ļn un an√°lisis a nivel de distrito. Es hora de que los dem√≥cratas se despierten.

En La cr√≥nica de la educaci√≥n superior, Paul Campos argumenta que los administradores universitarios y los entrenadores deportivos nos est√°n “robando a ciegas”. Y tiene raz√≥n. Ambos grupos han convencido a la cultura de que se necesita un asistente para dirigir las escuelas y los equipos, y los asistentes son costosos. Contrastar√≠a con algo que aprend√≠ en la escuela primaria: los magos son una fantas√≠a.

Mark Silk, del Servicio de Noticias Religiosas, se pone su traje de Grinch y escribe una columna ingeniosa e incisiva sobre los peligros de dar obsequios: ¡Es el momento de tener cuidado! Espléndidamente hecho.

Las gozosas nuevas del domingo de Gaudete contin√ļan resonando. La misma exuberancia juguetona que encontramos el martes al escuchar Bach’s “Wachet auf, ruft uns die Stimme“se encuentra aqu√≠ en un himno que cantamos en ingl√©s como” O Come, Divine Messiah “. Pero buena suerte para encontrar una buena grabaci√≥n de la canci√≥n en ingl√©s. Aqu√≠ est√° el coro de ni√Īos de St. Ferdinand des Ternes cant√°ndola en el original Franc√©s.




Source link